Cultivo del Camote – Características, técnicas y consejos

El cultivo del boniato o camote pertenece al grupo de raíces y tubérculos, es un producto utilizado para la alimentación humana. También es empleado para fabricación de alimento concentrado animal y en la industria de almidones y alcohol. Es de crecimiento rastrero y su producción fundamental está en el interior del suelo ya que son sus raíces el objetivo de la cosecha. Su principal método de plantación es haciendo cortes de 3  a 4 yemas de sus guías así como la emisión de yemas de sus tubérculos. Pero ya vamos, revisa nuestro índice, que ya te explicamos todo sobre el cultivo del camote o boniato. 😎

Origen del camote

El camote o boniato es originario de los trópicos de Sudamérica y América Central. Su cultivo se inició  desde hace 8000 años en Ayacucho, en la región que hoy es Perú. Corroborándose por el hallazgo de restos de sus raíces tuberosas en algunas tumbas de esa época. Su cultivo se ha difundido ampliamente por todas las regiones del mundo en las que el clima lo permite.

¿Cuáles son los principales países en la producción de camote o boniato?

El camote a  pesar de ser originario del la región americana no es precisamente aquí donde encuentra a sus máximos exponentes de su producción en la actualidad. Pues los principales productores de este tubérculo están del otro lado del mar, en Asia.

China está en el primer lugar entre los principales países productores de camote a nivel mundial. Es en China donde se cuenta con en 80% por ciento de la producción mundial del tubérculo. Le siguen en este ranking de países productores: Uganda, Nigeria e Indonesia por ese orden. Islas Salomón nos muestra  la mayor producción per-cápita del mundo, presentando una producción de 160kg por persona por año. Por su parte Perú presenta la mayor cantidad de variedades cultivadas de camote, existiendo más de 6 tipos de camote.

Características de las plantas de camote y de sus partes principales

Descripción de la planta: La planta de camote es de consistencia herbácea, posee un porte rastrero y vivaz, puede cultivarse en varias épocas del año.

El tallo: Sus tallos o guías son delgados, largos (entre 1 y 6 metros), de color verde adornado con púrpura. Es cilíndrico (calibre de 4 mm a mas de 6mm). Puede ser glabro (sin pelos) o pubescente (velloso).

Las hojas: Son muy numerosas, simples, alternas, insertadas aisladamente en el tallo, sin vaina, con el pecíolo largo, de hasta 20 cm. Su coloración y vellosidad son semejantes a las del tallo. Generalmente presentan forma de corazón aunque hay variedades con hojas distintas con un poco mas de cortes.

Las flores: Son flores generalmente solitarias y de color violeta o blanco, poseen cinco (5) sépalos,  cinco (5) estambres y un ovario súpero de 2 a 4 carpelos, con estigma bilobulado. Se agrupan en una inflorescencia, situadas en la axila de las hojas y poseen forma de embudo.

Las semillas: Son pequeñas, de color pardo o negro, se encuentran alojadas en el interior de una cápsula redondeada que es en esencia el fruto, mil semillas pesan de 20 a 25 gramos.

Las raíces: Son la parte más importante de la planta, pues constituyen el objeto principal de la cosecha. Las raíces del camote son abundantes y ramificadas, produciendo unos falsos tubérculos de formas y colores variados (según la variedad en cuestión). Poseen una carne excelente, hermosa, azucarada, perfumada y rica en almidón.

Características de la cosecha de camote

El camote es una planta tropical y no soporta las bajas temperaturas. Las condiciones idóneas para su cultivo son una temperatura media durante el período  de crecimiento superior a los 21 grados Celsius. Un ambiente húmedo entre el 80 y el 85 por ciento de humedad relativa y buena iluminación solar. Por su soporte rastrero y la flexibilidad de sus tallos soporta perfectamente los fuertes vientos.

En cuanto al suelo el camote se adapta a una gran variedad, desarrollándose mejor en los arenosos pues los mismos ofrecen poca resistencia al engrosamiento de sus raíces. En suelos profundos las raíces suelen desarrollarse de forma alargada y estrecha por lo que no conviene profundizar mucho el suelo para realizar la plantación.

En cuanto a su época de plantación pueden variar en dependencia de la zona de cultivo, pero en general se realiza durante los meses de abril y junio. En los climas más cálidos puede escogerse cualquier época siempre que en los meses más secos se le propicie un riego abundante.

El marco de plantación de las plantas de camote generalmente es de 30 a 40 cm entre plantas y 90 a 95 cm entre camellones o carreras. Por lo que la densidad varía entre 35. 000  y 26.300 plantas/ha. Vale destacar que a distancias mayores se obtienen tubérculos de mayor tamaño.

La plantación se realiza enterrando esquejes o fracciones de la planta que contengan entre 4 y 6 yemas en los surcos o camellones. Se deben dejar bajo tierra de 2 a 3 yemas destacando que mientras mayor sea el número de yemas enterradas mayor será la producción de camotes o boniatos por planta.

La planta de camote precisa de suelos húmedos, por lo que requiere de riegos si el suelo no presenta la humedad necesaria. Esto favorece el enraizamiento de los esquejes. Pero debe cuidarse de no propiciarle una humedad excesiva que traería numerosas pérdidas. La frecuencia normal del riego sería de 4 a 5 riegos durante los 4 o 5 meses que dura la cosecha.

Entre los 7 a 10 días posteriores a la plantación si se estima que el índice de mortalidad de las plantas es superior al 15 por ciento se debe realizar una resiembra. Además debe realizarse el aporcado de las plantas de boniato entre los 40 y 45 días de plantadas. En este paso también debemos eliminar las malas hierbas que estén presentes en el suelo. Otra labor importante es el control  del desarrollo aéreo excesivo mediante el despunte o supresión de follaje la parte superior. Así podremos evitar efectos negativos en el engorde de las raíces del camote.

La cosecha del camote es una de las actividades más importantes de su  cultivo. Puede realizarse de diferentes formas, ya sea manual o mecanizada. De 4 a 5 meses después de realizada la plantación puede comenzarse a recolectar los camotes o boniatos. Unos 15 días antes es preciso realizar un corte de las ramas, las mismas nos indican cuando los boniatos están maduros ya que se tornan de color amarillento. Los rendimientos medios varían entre las 20 y 30 toneladas por hectárea. Con un producción media de 2 a 4 camotes por planta.

La cosecha manual  es una labor engorrosa que incrementa los costos de producción y aumenta los daños por cosecha. Es decisión del productor en dependencia de sus recursos económicos y el tamaño de su plantación realizar la misma.

La cosecha mecanizada ofrece varias ventajas al productor ya que resultan menos frutos dañados por el arrancador, más frutos cosechados, disminuye los tiempos de recolección. Los gastos de recursos en mano de obra son menores.

Para la conservación de los boniatos se disponen los mismos por capas, dentro de un local ventilado a temperaturas entre 11 y 15 grados Celsius. La conservación a temperaturas inferiores puede provocar el arrugamiento de las raíces, ennegrecimiento de la carne, huecos superficiales de tamaño pequeño y ataques criptogámicos secundarios.

Principales plagas que atacan al cultivo del camote

Como todo cultivo, esta especie posee algunas plagas que al atacarla puede causar grandes daños a las cosechas, por lo que es importante tenerlo en cuenta y tomar medidas preventivas. Las tres principales plagas son:

  • Gusano de alambre (Aeolus sp): Es una de las principales plagas del camote, además el daño que causa sobre la parte exportable hacen que el producto no sea comerciable. También propicia la entrada de otros patógenos en sus galerías que pueden causar pudriciones de los tubérculos. Para su control puede emplearse el uso de insecticidas, trampas de luz, evitar rotación del cultivo con las gramíneas.
  • Roedores (Scutigerella immaculata): El daño que pueden causar las ratas puede ser significativo si no se controla a tiempo en las plantaciones de camote. Para controlarlas debemos realizar un buen control de malezas en el cultivo, así como evitar dejar rastrojos y basuras alrededor de la plantación. No dejar boniatos tirados en el suelo.
  • El Tetuán del Camote (Cylas formicarius elegantulus): Es el insecto más dañino y una plaga mundialmente diseminada. Los adultos y las larvas se alimentan del follaje, pero prefieren los tallos y las raíces. El ataque comienza generalmente con orificios o galerías especialmente en los tallos. Cuando llegan a las raíces causan un daño tan grande que las mismas quedan no aptas para el consumo humano y animal. Para su control se recomienda solo usar material de siembra de zonas aprobadas como libres de la plaga. Colocar trampas de feromonas en los semilleros, almacenes y campos para detectar el insecto. El control químico es difícil pues existen variedades altamente tolerante.

Cultivar el camote en casa

Algunas personas me han contactado preguntando ¿Cómo cultivar un camote en casa?, pues es muy sencillo. Por eso te quiero compartir este video que explica muy bien, paso a paso, como puedes obtener tu propio camote en tu jardín.

Otra manera de cultivar el camote en casa, si tienes un patio un poquito más grande, es a través del uso de cajas con tierra o material orgánico, el cual beneficia su crecimiento. Observa este video muy explicado

Espero que todo este resumen sobre las técnicas de cultivo del camote, así como los consejos que te compartimos, te sirvan de mucho. Así que va siendo hora de tomarlo en la práctica. 😉

[Total:0    Promedio:0/5]